Envía una recarga, no envíes dinero

Una de las principales motivaciones para migrar es poder mejorar las condiciones de vida y prestar apoyo a los familiares que permanecen en el país de origen. Tradicionalmente, el migrante ha utilizado el envío de dinero como forma principal de apoyar a los suyos.

No obstante, la remesa no es la única manera de ayudar. En los últimos años la recarga internacional ha tomado mucha fuerza en todos los países receptores de inmigración. Los motivos son variados:

  • El mundo actual requiere de una conectividad constante y completa. Enviar una recarga permite mantener un contacto inmediato con los familiares y permite que éstos tengan a su vez forma de contactar con otras personas.
  • La recarga es un producto definido y concreto. El migrante tiene control del uso que se está haciendo de los fondos enviados. Esto no se tiene con la remesa, pues el migrante no sabe a ciencia cierta en qué se están usando los fondos enviados. La remesa es una mera contribución financiera cuyo impacto real queda fuera del alcance de quien la envía.
  • Con el auge del internet móvil, todas las operadoras del mundo están ofreciendo paquetes y bonos de datos que permiten a los usuarios en destino tener conexión a internet. Esto abre un abanico de oportunidades a los receptores de las recargas puesto que les permite hacer trámites y compras en línea, consultar información, recibir formación y, muy importante, realizar video llamadas.
  • Las comisiones de la recarga son menores que con la remesa. El valor que recibe el usuario final por cada euro o dólar enviado es superior en la recarga que en el envío de dinero.

Nuestros datos nos demuestran que, en algunos destinos, la recarga internacional ha multiplicado su volumen hasta 10 veces en los últimos tres años. Este incremento es especialmente alto en los paquetes y bonos de datos. ¿Qué nos indica por tanto esta tendencia? Nos indica que la recarga es, en este momento, la llave que permite el acceso al mundo digital. Usar esa llave es imprescindible. Dotar de conectividad a internet a los familiares es una de las formas más potentes de mejorar sus vidas.

¿Y cuál seguirá siendo la tendencia? Bajo nuestro punto de vista, el envío de recargas seguirá aumentando y a su vez incrementará el envío de productos concretos como las recargas de suministros eléctricos, el pago de servicios o las recargas de saldo de servicios de ecommerce del estilo de Amazon. De esta forma, el migrante tendrá más control del uso de los fondos y sus familiares tendrán acceso directo e inmediato a estas ventajas sin necesidad de pasar por una casa de cambio, evitando así los riesgos que circular con dinero en efectivo tiene. Desde nuestro portal recargomimovil.com puedes encontrar un apartado específico de recargas internacionales. Desde aquí, puedes enviar recargas a más de 50 países en 4 sencillos pasos y desde tu smartphone. Y en breve podrás encontrar multitud de otros productos con los que beneficiar a tus familiares.